Guía de compra para diamantes

 

 

Conoce los cortes y las formas de los diamantes

 

Las formas de los diamantes van desde el redondo tradicional hasta las formas de corazones, peras, esmeraldas y más. Escoge una forma que refleje los gustos de la persona que llevará la piedra

 

 

Un diamante bien cortado refleja la luz para maximizar el brillo de la piedra. El corte tiene tres componentes:

  • Grado de corte del diamante: un informe de clasificación estándar describe el corte por la forma o el contorno del diamante y por el patrón de colocación de la faceta (también conocida como el estilo cortante).

  • Profundidad de corte del diamante: los diamantes con cortes demasiado profundos pierden la luz por la parte el inferior o por los lados, haciendo que las piedras brillen menos.

  • Pulido del diamante: las facetas mal pulidas o ásperas, pueden disminuir el brillo del diamante, así como su valor.

     

 

Determina el peso en quilates de una diamante

 

El tamaño del diamante es medido por el peso en quilates. Los precios se elevan rápidamente según como aumente el peso en quilates. Si tu orientación principal es hacia un peso en quilates alto, elegir un diamante con un peso ligeramente más pequeño, hasta 0.05 menos, puede ahorrarte dinero y todavía parecer hermoso.

1 quilate = 100 Puntos = 200 miligramos

 

 

 

 

Estudia la claridad del diamante

La mayoría de los diamantes tienen defectos diminutos llamados inclusiones (trozos minerales diminutos o defectos) a menudo invisibles a simple vista. La claridad de un diamante es determinada por la cantidad y severidad de estas inclusiones. Los diamantes perfectos son muy raros y costosos. Los vendedores de eBay a menudo describen la claridad de diamante usando la escala de clasificación de la carta de la industria. Por ejemplo, el International Gemological Institute (IGI) usa la siguientes escala de clasificación de la claridad:

 

Considera el color del diamante

Mientras la mayoría de los diamantes parecen blancos, todos incluyen rastros amarillos, siendo los diamantes más costosos los del rango de los incoloros. Sin embargo, un diamante con un color profundo como un diamante amarillo canario brillante puede valer más que su homólogo sin color.

Los diamantes de fantasía, también llamados diamantes Z+, vienen en una variedad de colores profundos, incluyendo amarillo profundo, rosado, verde, azul y negro

 

 

 

 

Reconoce los diamantes certificados

 

Muchos vendedores incluyen la apreciación del diamante (el valor estimado de venta al público) y la información de certificación en los listados. Los certificados, documentos oficiales emitidos por laboratorios gemológicos, incluyen datos concretos sobre una piedra individual (al menos los cuatro Cs) independientemente de su valor en el mercado. Estos pueden incluir información sobre la calidad del diamante, la validación de que un diamante es orgánico y el número de serie en la faja de diamantes, inscripto por láser.

 

Para comprar un diamante de calidad:

  • Busca laboratorios gemológicos serios: asegúrate de que un gemologiota serio o un laboratorio gemológico emita el certificado de clasificación. Tendrás problemas para determinar la imparcialidad y la severidad de los laboratorios sin nombre.

  • Evalúa la foto del certificado de clasificación: busca los listados con una imagen del certificado de clasificación y número de serie. Algunos laboratorios ofrecen servicios en línea donde puedes teclear el número de serie y verificar que el laboratorio clasificó el diamante y que los datos específicos son los mismos.

  • Descubre el origen de un diamante: pregunta a los vendedores para más información sobre el proceso para confirmar el origen de sus diamantes, así no terminarás comprando diamantes en conflicto. Algunos vendedores eBay especifican su diamante como "confirmado por el proceso Kimberly". El Proceso Kimberly, lanzado formalmente en enero de 2003, intenta certificar los diamantes internacionales e identificar los orígenes de cada diamante.

 

Investiga los laboratorios gemológicos

Conoce los laboratorios gemológicos antes de comprar un diamante. La reputación de los laboratorios puede cambiar con el tiempo. Los laboratorios que certifican diamantes y piedras preciosas son:

  • Gemological Institute of America (GIA): muchos en la industria consideran al GIA el estándar de oro de los calificadores de diamantes. Establecido en 1931, el GIA sin fines de lucro tiene su oficina central en Carlsbad, California y tiene presencia en varios lugares del mundo.

  • International Gemological Institute (IGI): el IGI clasifica los diamantes y piedras preciosas desde su oficina central en Nueva York y en otras locaciones en los Estados Unidos.

  • American Gem Society Laboratories (AGSL): fundado en 1978, la AGSL tiene su base en Las Vegas, Nevada.  

  • European Gemological Laboratory USA (EGL-US): hay pocos laboratorios de clasificación independientes que llevan el nombre de EGL. Los certificados de EGL-USA, sin embargo, son los únicos certificados EGL permitidos en los Estados Unidos. Los EGL-EE.UU han sido independientes desde 1986 y están en Nueva York.

 

 

Cuida tus diamantes

Limpia tus diamantes

El polvo, la gratitud de la piel y otras sustancias pueden causar que tus diamantes o piedras pierdan su destello. Limpia tus piedras de vez en cuando con agua y jabón. Ventila en seco y púlelas con un paño suave. Ocasionalmente puedes cepillarlas con un cepillo de cerdas suaves quitando la suciedad que se queda en la grietas. Acuérdate de tratar los ajustes metálicos con cuidado; el oro puede rasguñar la piedra. Para las manchas más resistentes, usa una solución débil de amoníaco y agua (aproximadamente una parte por cuatro partes) y un cepillo suave.

Los chequeos anuales con la ayuda de un joyero te permiten mantener tus piedras preciosas limpias y correctamente colocadas en sus ajustes. Un joyero puede limpiar las piedras con vapor o con ultrasonido, aunque el ultrasonido puede hacer grietas internas o defectos peores. 

Search
My Account
Shopping Cart